martes, 29 de noviembre de 2011

Un nuevo atardecer






Todos los días son nuevos. Pero este atardecer tiene una mirada diferente para mí.
Es el atardecer desde la nueva casa que alquilamos por un tiempo hasta hacer la casa definitiva que ya pronto se construirá.
Y ésta es una casa encantadora donde el verano nos recibe y un invierno largo nos cobijará.
Sencilla, agreste, moderna y fresca.
Un poco alejada del mundanal ruido, del asfalto y las luces de la ciudad....
Tiene un silencio particular, que de a poco lo voy interpretando como una melodía.

Despertamos rodeados de la brisa, del viento que mueve las hojas con silbidos maravillosos.
Con el canto de pajaritos, cotorras y grillos. Y vuelos de palomas blancas, y hasta unas liebres que cruzan nuestro camino por la noche.
Tiene un jardín muy verde y de variada arboleda. Sobresale frente a la galería, un bello árbol, el eucalipto medicinal de hojas agrisadas y perfumados frutos, de un tronco arrugado pero noble, como el estigma de nuestro tiempo.

Ya se sienten los aromas y aires del verano.
Esta estancia será para gozar un buen tiempo, donde refrescar nuestro espíritu para seguir nuestro camino.
Allí con un poco de tierra y sosiego.
Allí hay serenidad.
Allí está nuestro hogar.


viernes, 18 de noviembre de 2011

Simplemente Juliana



Luego de mi mudanza, retomaré mis tiempos de disfrute de la lectura, del arte y de la calma de estar sólo para soñar...
Y pensar nuevos proyectos que están ya en mis manos.

Ayer por la tarde me sentí feliz comprando unos buenos libros...
"Mi primer libro de recetas" de la cocinera argentina Juliana López May, fue mi  gran tentación.
Juliana, discípula del gran Francis Mallmann es una mujer de una fina sencillez que se manifiesta en este bello libro cuando dice .. .."Tomo las cosas que me gustan y me hacen feliz"...y "mostrar las cosas que más me gustan de la cocina".
Y me encantó su expresión y allí me sumergí en su vida, su cocina y su sentir.
Se percibe en su deseo de disfrute de la comida, de cocinar, de servir, de maneras de presentar los platos y probar infinitas combinaciones de colores y sabores.
El libro es un gozo visual pleno de imágenes que me recuerdan a cuadros impresionistas. Allí se acentúan los colores, los verdes, las flores, la luz, la naturaleza, la vida!
Tiene arte y la magia aparece cuando hay belleza.
Un libro encantador para saborear con los cinco sentidos.
Con una cocina de " buenos productos y poca elaboración".
Un deleite de lectura para mi tardecita.
Un pequeño regalo a mi cocina y a mi alma.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Logros






Para vos, Nacho!!!
Estos días están dedicados a mis hijos.
Hay nuevos cambios en ellos y en mí.
Con amor los acompaño en la distancia a Luis y a Tomy, y de cerquita a Nacho.
A él es a quien le dedico hoy mis palabras.
Con Luis siempre estoy con su familia, con su arte. Con Tomy, con sus aventuras y la música. Y con Nacho con sus pasiones y las cosas diarias de la vida.
Esta cotidianeidad nos marca en los parecidos, el sentir, las inquietudes, los impulsos. Y es esto lo que hace que me guste conversar y que él sabe escuchar.
Y aunque a veces creo que en sus silencios y en su mirada azul,  tan íntima como impenetrable, extraña con ansias a sus dos hermanos.
Sabe también que ellos y yo, valoramos sus elecciones, sus esfuerzos, su capacidad de trabajo, sus logros.
Lo más valioso de Nacho es su bondad, su inteligencia y su amor por la familia y por sus amigos.
Disfruta de su profesión. Y ama el fútbol! 
No puedo hoy separarlo sin Jorgelina, su bella mujer. Juntos tienen todo el tiempo de realidades y de sueños.Tienen la inquietud por el sabor de la vida.
Unidos tienen ángel, un don dulce y de paz.
Para vos, todo mi admiración. Por tus logros.
Por tu ser.
Todo mi amor.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Mi caramelo

Para vos, Tomy!!!
La encontré entre tus elegidas...
Una canción tan dulce como su nombre.
Y al escucharla me encantó.
Un sencillo tema y un primer amor que deja marca en la vida.
Un terrón de azúcar para disolver el tiempo...
Adoro esta voz y este grupo argentino.
Un aplauso empalagoso!


jueves, 3 de noviembre de 2011

En silencio

 Mis encantadores rincones...



A solas y en silencio comencé a ordenar la mudanza de nuestra casa.
En un silencio tan íntimo como primigenio, donde lo escencial es todavía imperceptible e intangible, como todo principio.
Muy lentamente esta sensación va dejando vislumbrar algo nuevo, un cambio de estado.
Miré, recordé, lloré y guardé muchas fotos, libros, papeles, cosas de mis hijos, nuestras, mías, de tiempos y de vida...
Una mudanza implica movimientos de adentro y de afuera.
Un giro y una sacudida para dejar los rastros de lo irreversible, los tiempos idos.
Toda una historia de amor encontró hogar en ésta "nuestra casa" que dejará de serlo pronto.
En ella vivimos más de quince años con Santi y los suyos, los míos y nuestro entusiasmo por la apuesta al amor. Todos allí nos fuimos conociendo en una convivencia de edades diferentes y perfiles adolescentes de entonces...
Fuimos siete y dos perras.
Sé que todos fuimos felices aquí. Pasamos parte de nuestras vidas. Partes inolvidables e imborrables.
Y hubo momentos que nuestra adorada casa parecía un aeropuerto a la espera y despedida de vuelos de idas y venidas de hijos viajeros con estancias cortas pero a pleno de esperados encuentros con lo mucho dejado por aquí. 
Bellos momentos que fueron mutando en otros hasta estos días.
Diferentes, con presencias, ausencias, distancias, siempre con amor, pero diferentes.
Todos nuestros hijos ya se han ido a buscar sus propios nidos. Aún vuelven a menudo siendo más y con la mejor dulzura entre sus brazos.
Un proyecto nuevo está por comenzar a partir de ahora.
Construir una nueva casa donde el hogar será de a dos nuevamente.
Con mucho sol, luz y de puertas abiertas a un  lugar maravillosamente calmo y de naturaleza a su alrededor. Pero con un intervalo previo. Hemos elegido vivir en una casa muy bonita mientras se construye la nueva.

Será por todo esto que adoro las mariposas?
Hay silencio en la casa.
Sólo se sienten los sueños.

Una vista de mi living. Ya todo será distinto.




 La huerta seguirá con nosotros donde vayamos.

El pizarrón de mi cocina se muda conmigo así!

Mareas

Las mareas. Las recuerdo en las playas del Atlántico sur dejando el suelo marino al descubierto. Descubrimiento... Así me siento en es...